La muerte de Amalia Sacerdote 

 SINOPSIS:

Michele Caruso, director de la RAI en Palermo, se niega a que el auto de procesamiento de Manlio Caputo, hijo del líder de la izquierda siciliana y acusado del homicidio de su novia Amalia Sacerdote, hija a su vez de un notable diputado del partido rival, abra el informativo regional de la tarde: «Esta historia es peligrosa para todos, también para quien debe dar la noticia». Y es que «una pura y simple noticia de sucesos» no es pura ni simple en Sicilia, en donde política, mafia y familia conforman una red tan sólida, que hasta la justicia y el periodismo los dos escenarios en los que transcurre esta magistral novela están a su servicio. Y en la que unos y otros confabulan, no para encontrar la verdad, sino para esconderla. La muerte de Amalia Sacerdote no es sólo una novela sobre la corrupción política, sino también sobre la fidelidad al orden establecido: los títeres de la televisión, la farsa de los abogados, el farol del fiscal, la desaparición de las pruebas, el misterioso amante de Amalia Sacerdote y, por supuesto, el alto precio de negarse a mirar hacia otro lado.

Un librito que leí en un par de noches, ayudado de una taza de té pasaba las hojas imaginando como serían las voces de los personajes, la vida amorosa de Michele, la intensidad de aquellas llamadas. Mi vida, al igual que esas hojas, pasaba por un momento dulce, sonriente, la calma que tiré por la ventana hace meses (¡dichosos sean!) volvía satisfecha a sentarse a mi lado.

Ahora dejando atrás lo plácido de mi ánimo, este “librito” de lectura (futilmente) fácil no guarda muchos secretos para un género como es el de la Novela Negra, tan rico en matices sinuosos que suelen escaparse sutílmente de la lógica natural del lector.

Una obra tan rápida de leer como lo fue de escribir, sospecho. Sí, no me dejó con ningún sabor de boca, salvo algunos diálogos y un contexto periodístico bastante fluído y fértil de inteligentes reacciones y humor profesional.

En definitiva, un desenlace carente de garra, y un final apocado por la pereza del escritor de trazar, al menos sin necesario interés en hacerlo bien, un mensaje nítido sobre la influencia del poder y del dinero en nuestra sociedad moderna.

Anuncios
Carta del Tarot tomada por Arrabal

Carta del Tarot tomada por Fernando Arrabal

 Leído: 87/219